Funciones en el Kafka

A partir del 7 de mayo, todos los sábados a las 20:00hs LAS PRIMAS O LA VOZ DE YUNA en el KAFKA, Lamabaré 866 CABA. Reservas al 4862-5439

jueves, 26 de agosto de 2010

Entrevista con el Canal 12
de Misiones
Clickeá en el link y mirá la nota
Entrevista
Diario Primera Edición Posadas, Misiones
Publicada el 20 de agosto de 2010

Claves para teatralizar una novela gloriosa
• Basada en un libro aclamado, esta noche, en Oberá se presentará “Las primas o la coz de Yuna” • En exclusiva, la protagonista ofreció a PRIMERA EDICIÓN un reflejo de la obra •

OBERÁ (Por Sergio Alvez). En 2007, una anciana de 85 años presentó el manuscrito de su novela inédita, Las Primas, a un concurso organizado por el diario Página 12. Un selecto jurado eligió esta novela entre otras 600 que se presentaron y la obra no solamente fue publicada, sino que además generó inmediatas críticas de unísono entusiasmo y fue traducida a varios idiomas. Su autora no es una anciana cualquiera. Es Aurora Venturini: licenciada en psicología, amiga de Eva Perón, exiliada durante la Revolución Libertadora, compañera de andanzas de Sartre, Camus y Simone de Beauvoir y autora de más de treinta libros. Un año después de la publicación de Las Primas, la actriz bonaerense Marcela Ferradás está descansando en una casa de campo y bajo el sol comienza a leer la novela de Venturini. Al terminar el libro siente que es necesario adaptar la novela y llevarla al teatro. Pasa un tiempo y el Teatro Nacional Cervantes acepta producir la obra e incorporarla a su itinerario de propuestas teatrales que recorren el país. Bajo el título Las Primas o La Voz de Yuna, la obra se estrenó a principios de este mes en la ciudad de La Plata y contó en sus tres primeras funciones con una invitada muy especial: la autora del libro, Aurora Venturini. Hasta el momento, la pieza fue presentada además en Tandil, Tres Arroyos, Chapadmalal y Miramar. Esta noche será el turno de Misiones, empezando por Oberá. Con ánimo de conocer los trasfondos que subyacen a Las Primas o La Voz de Yuna, PRIMERA EDICIÓN dialogó con su protagonista, Marcela Ferradás, quien desde su casa en el singular barrio Catalinas Sur (La Boca, Buenos Aires), brindó una entrevista telefónica detallando determinados aspectos de la obra.

Amor a primeravista con el texto
“En realidad había leído alguna entrevista a Aurora Venturini y reseñas de la novela Las Primas, así que conseguí el libro y estando de descanso en el campo, tomando sol y leyendo el libro me doy cuenta de que era maravilloso y me dije “quiero hacer de Yuna, quiero ser Yuna. Fue una sensación inmediata”, refiere la actriz principal de Las Primas o La Voz de Yuna acerca de una lectura que significó el instante primigenio que desencadenó lo que se verá esta noche en el galpón de la Murga del Monte en Oberá. Yuna es la protagonista central de la novela, un personaje complejo con talento para la pintura y ciertas deficiencias para comunicarse verbalmente (“en mi familia no somos comunes, para no decir que no somos normales” define la propia Yuna), que habita en un universo familiar denso, que intenta sobrellevar apelando a una innata percepción plagada de humor negro y cinismo, pero a la vez también a la ternura y la poética. “La mayoría de las veces que se traspasado textos de novelas al cine o al teatro las experiencias no han demasiado felices. Es un desafío, porque hay que captar muy bien los códigos. Por eso me contacté y le propuse este trabajo a un director que tiene una sensibilidad bastante afín a la mía, que es Román Podolsky, con quien por suerte llegamos a acuerdos muy rápidamente y trabajamos muchísimo para adaptar el tono de la obra”, rememora Marcela. Una vez culminada la readaptación del texto, el proyecto se puso en marcha y al poco tiempo llegó la aceptación del Teatro Nacional Cervantes para cobijar a la obra. “Que el Teatro Cervantes tomara este proyecto como propio fue una alegría increíble porque no solamente hay que tener las ganas para llevar adelante un proyecto como éste, sino también el dinero. Nos permitió producir la obra bajo las mejores condiciones y además nos brinda la posibilidad de recorrer el país, tomar contacto a través de la obra con públicos de distinta idiosincrasia”, puntualizó la actriz. La bendición de la autoraLa obra se presentó por primera vez hace apenas tres semanas en La Plata, ciudad natal de la autora Aurora Venturini, quien estuvo presente en las tres funciones que se brindaron en la ciudad de las diagonales. Recuerda Marcela Ferradás que “cuando le pedí los derechos para readaptar su novela, Aurora me los cedió inmediatamente, pero ella no quiso leer nada de la adaptación, decía que quería ir a ver la obra y sorprenderse con el resultado final. Luego de la primera función, recibimos sus elogios y para nosotros fue una enorme tranquilidad saber que le había gustado. Yo recibí de ella la mejor crítica o elogio que pude haber recibido, porque me dijo después de ver la obra: “Me robaste a Yuna, ahora es tuya”.

http://www.primeraedicionweb.com.ar/nota/impreso/47560/1158/claves-para-teatralizar-una-novela-gloriosa.html

martes, 24 de agosto de 2010

Crítica: Diario Primera Edición Posadas Misiones

El presente monocromático de Yuna, luego de un pasado en rojo.



El fin de semana pasó por la provincia, con funciones en Oberá y Posadas • El domingo el público colmó la sala de prosa del Centro del Conocimiento •


POSADAS (por Matías Njirjak). "Soy una minusválida reeducada”, dice directamente al público Marcela Ferradás en el papel de Yuna Riglos, una artista plástica exitosa con un pasado lleno de sufrimiento y frustraciones. Completamente vestida de blanco y negro y caminando sobre una alfombra que bien podría ser una versión monocromática de un pintura de Jackson Pollock (¿casualidad o guiño del director?), la actriz cuenta su historia y evoca una y otra vez a las personas que marcaron a fuego su pasado. Así, a través de una puerta roja que da al sector de bambalinas, los personajes entran y salen de la realidad de Yuna, todos vestidos de rojo. El espacio escénico se divide en un presente en blanco y negro y un pasado marcado por el rojo de la sangre derramada por su prima quinceañera muerta en un aborto y el Papero -el que hizo el aborto- que murió mutilado y desangrado en manos de Petra, la liliputiense especialista en “sesoral” hermana de la adolescente muerta. Pero las alusiones a la sangre no terminan aquí, Yuna también evoca la primera menstruación de Betina, su hermana cuadripléjica que termina embarazada por el profesor de la artista y finalmente muerta durante el parto, para que su feto termine en un frasco con formol en la Facultad de Medicina. Aquí tampoco terminan las tragedias y las traiciones en la vida de esta “minusválida reeducada”: luego de cubrir el brutal asesinato del Papero en manos de Petra, Yuna invita a su prima a vivir juntas y dejar el pasado atrás. Las cosas funcionan bien hasta que la prostituta de baja estatura se casa con un comerciante italiano y le da la espalda para siempre. Luego de semejante vida, es de esperar un final triste y sombrío, pero como el teatro siempre da sorpresas, Yuna cuenta su presente y afirma: “Al final comencé a dar clases en Bellas Artes y la gente se sentía orgullosa de escucharme, nadie se daba cuenta de que estaba hablando con una minusválida reeducada”

La obra

Se trata de la obra “Las primas o la voz de Yuna”, perteneciente al Teatro Nacional Cervantes, que este fin de semana pasó por Misiones, con funciones en Oberá y Posadas. La sala de prosa del Centro del Conocimiento colmada fue el broche de oro para las tres presentaciones del elenco integrado por Laura Ortigoza, César Bordón y Federico Marrale, además de la ya mencionada Ferradás, quien junto a Román Podolski (el director) fue la encargada de adaptar al teatro la novela de Aurora Venturini. Sobre el desempeño y la versatilidad de Marcela Ferradás no hay mucho más para decir, excepto que mantuvo en vilo durante una hora a más de 250 personas. También hay que destacar el trabajo de Laura Ortigoza, que durante la obra se pone en la piel de una madre castradora, una malvada tía con presunciones de artista plástica, una adolescente parapléjica y una prostituta liliputiense. César Bordón también hace del poder de disociación su estandarte, al encarar dos personajes durante los casi sesenta minutos de la obra: el profesor de arte oportunista y abusador y el señor Cacho Carmelo Spichafoco, un comerciante siciliano que corteja a Petra. También hay un músico que, a través de los acordes de varios instrumentos, e incluso recurriendo a efectos sonoros de la tradición radial, es el encargado de anunciar la entrada de los personajes del pasado al presente de Yuna. Al final el elenco salió a saludar y el público aplaudió de pie, las luces de sala se encendieron y los espectadores lentamente abandonaron la sala. Yuna seguramente se fue a descansar en algún rincón del cuerpo de Marcela Ferradás, por lo menos hasta la próxima vez que le toque contar cómo pasó de ser una “minusválida reeducada a una artista exitosa”.

http://www.primeraedicionweb.com.ar/nota/impreso/47808/el-presente-monocromatico-de-yuna-luego-de-un-pasado-en-rojo.html

sábado, 21 de agosto de 2010

Teatro Nacional Cervantes en Miramar “Las Primas o la voz de Yuna”
Agosto 19, 2010

Arriba, Marcela, César y Laura.
Abajo, saludando al cabo de la función

Por Fernando Nieto
El pasado domingo 15 a las 21,30 se presentó a sala llena en el Teatro Municipal “Abel Santa Cruz” la pieza dramática “Las Primas o la voz de Yuna” de la autora platense Aurora Venturini ganadora del Premio Nueva Novela de Página 12- Banco Provincia 2007, con la adaptación de Marcela Ferradás y en el papel de Yuna Riglos; Laura Ortigosa y Cesar Bordón en los otros protagónicos; la participación especial de Federico Marrale quien ejecuta música en escena y es el diseñador del sonido y la Dirección de Román Podolsky
Yuna Riglos es la famosa pintora minusválida reeducada que se salva por el arte pero a quien el temor a la caída no la abandona. En el momento que recibe un premio a su trayectoria es tomada por sus recuerdos en un devenir de hechos y personajes que marcaron su vida. Para Yuna Riglos tener ese reconocimiento no significa alcanzar la paz porque ella es y será la descendiente de una familia degenerada y maltrecha.

En conferencia de prensa Marcela Ferradás y Laura Ortigoza nos decían horas antes de la presentación de la obra.
Marcela Ferradás comentaba que “me trae muchos recuerdos Miramar, porque estuve por primera vez cuando tenía siete años con toda la familia y a los trece festejé con un grupo de amigos y la pasé muy bien y sigue estando tanto tan linda como en ese entonces”.
En tanto Laura Ortigoza sobre si ya conocía Miramar expresó “ya la había visitado por diferentes motivos, trabajando en Mar del Plata, o campañas que hice con UNICEF en esta ciudad que tiene que ver tanto con los niños; y la Municipalidad que le pone tanto ahínco para defender esta ciudad que los niños estén tranquilos; la he visitado en aquellos años trabajando y todos los años vengo, tengo una prima que está construyendo una casa en la afueras de Miramar y veo que es una ciudad que va en crecimiento constante y bello”.
Marcela Ferradás acerca de la adaptación de la obra decía “la novela “Las Primas” de Aurora Venturini es recomendable para todos los lectores y no dejó de enamorarme cuando la empecé a leer y aventurarnos en la adaptación junto con Román Podolsky quien es el Director del espectáculo también fue precioso”
Y agregó “ojala pueda ser bien recibida por el público que nos está encontrando en la Pcia. de Bs As. y esta noche en Miramar.
Laura Ortigoza sobre la obra y el recibimiento del publico comentaba “es una obra bastante fuerte, en lo que se cuenta, pero uno descomprime todo el tiempo este gran horror, lo que le pasa o recuerda este personaje desde un lugar de comedia negra; la gente se ríe mucho y por momentos se paraliza por lo que sucede. Termina la función y los aplausos son hermosos y nos dicen que les encantó”.
Marcela Ferradás se refiere a la autora de la novela “es una joven de 87 años, que escribió el texto a los 85, es sumamente creadora, un ser muy especial y es por eso que el Jurado del Premio Página 12-Bco. Provincia que ganó en el 2007, creían que había sido escrita por alguien muy joven y se sorprendieron cuando esta autora había escrito la novela a los 85 años.
Y en ese sentido Marcela Ferradás agregaba que “ella la autora dice –Yuna soy- ; es una pintora famosa que se ha construido a si misma emergiendo por entre las deformidades y el horror familiar”.
“Yo me pregunto cuanto hay de referencial, probablemente haya mucho de autobiográfico, lo cierto que es un personaje algo querible y a la vez terrible; adorable y espeluznante, tiene esa dualidad; que lo hace muy interesante” concluyó” la protagonista de la obra
También entrevistamos a Cesar Bordón, que nos comentaba que “es la primera que vengo a Miramar y es curioso porque conozco varios lugares de la costa, Miramar no me había recibido aun y es un buen momento para hacerlo”.
En referencia al estreno y la autora de obra nos decía “es una adaptación de la hermosísima novela de Aurora Venturini, es muy interesante con un sentido crudo de la realidad, graciosa, es curioso de explicar y muy bien escrita te diría que novedosa, la obra de teatro la hemos estrenado en la ciudad de La Plata hace dos semanas; y la hicimos ahí por era como un homenaje muy especial ya que la autora habita esa ciudad y se decidió a partir de ese estreno la gira nacional y estrenaremos en Bs. As. el 09 de octubre en el Teatro Nacional Cervantes en la sala Orestes Caviglia”.
En cuanto a la síntesis del la obra nos dijo “ brevemente cuenta la historia de Yuna Riglos la pintora recuperada minusválida y en el momento de recibir un premio que se elige para este relato, dentro de los agradecimientos ella empieza a revivir algunos personajes, algunas situaciones de su vida”.
Cesar Bordón acerca de los personajes que interpreta comentó “uno el Profesor José Camaleón el primero que interpreto y Carmelo Spicciafuoco un italiano como se puede presumir el nombre; el Profesor la ayudo mucho y tuvo una gran influencia en su obra y una resolución bestial y Carmelo Spicciafuoco que se los dejó a la libre imaginación porque es un personaje indescriptible que hay que verlo”.
Para finalizar Cesar Bordón expresó “me parece muy bien que el Teatro Nacional Cervantes haga este tipo de giras nacionales, no solo por este espectáculo que la gente pueda venir a ver, sino por todos los que vienen porque es una forma de hacer una cultura nacional y popular.-

martes, 17 de agosto de 2010

miércoles, 11 de agosto de 2010

Diagonales (La Plata)
DEL PAPEL A LAS TABLAS
Se estrena Las primas o la voz de Yuna
06-08-2010 / La premiada pieza de la escritora Aurora Venturini se adaptó al teatro y debuta hoy


La presentación de la obra teatral Las Primas o la voz de Yuna, basada en el trabajo homónimo de la escritora platense Aurora Venturini –que obtuvo el premio Nueva Novela de Página12, en el 2007– se realizó ayer en La Plata, antes del estreno de la pieza que, producida por el Teatro Nacional Cervantes, debutará hoy a las 21, en el Pasaje Dardo Rocha (50 e/ 6 y 7, 2º piso, sala A).
En el acto estuvieron los actores y el director de la obra, la propia Aurora Venturini, el Secretario de Cultura y Educación de la Municipalidad, Iván Maidana, junto al segundo en el cargo, Luis Mamone, quienes declararon "de interés cultural" la pieza teatral y mencionaron el "orgullo y la alegría" que significa que el debut se produzca en La Plata.

"Creemos que Aurora se merecía un nuevo reconocimiento, porque además sin su texto hubiera sido imposible nuestro trabajo, que nos inspiró, nos dio el deseo de meternos en esta aventura que es Las Primas, así que le estoy eternamente agradecida por este universo que nos regaló", fueron las palabras de Marcela Ferradás, la protagonista y encargada de adaptar la novela, junto al director Román Podolsky. Este último quiso agregar que "desde el primer momento que surgió la posibilidad de llevar al teatro la novela, estuvo en paralelo el deseo de poder estrenarla en La Plata como un homenaje a Aurora y un reconocimiento a su talento, a los contenidos de la novela, a la particularísima y talentosa forma en que está escrita y, por cierto, a lo inspiradora que fue para nuestro trabajo de creación teatral. Que hoy podamos hacer realidad aquello que soñamos en octubre de 2008 nos da mucha felicidad. Ojalá que les guste a todos y la pasen muy bien"
La gran homenajeada de la jornada fue la escritora platense, que se sintió muy a gusto porque sus personajes "cobraron vida". Venturini dijo que aún hoy se sienta a leer su trabajo y le parece "mentira que eso hubiese salido de mí, no sé que fuerzas me invadieron". También le agradeció a los actores por haber tenido en cuenta su material y afirmó: "seguro lo van a hacer muy bien"
La obra. Además de la función de esta noche, Las Primas o la voz de Yuna volverá a subir a escena mañana y el domingo, a la misma hora y en el mismo lugar. El elenco que encabeza Marcela Ferradás se completa con Laura Ortigoza, César Bordón y Federico Marrale (música).

–¿Qué fue lo primero que sintió al terminar de leer la novela?
Román Podolsky: –Sentí que era un mundo que la autora conocía muy bien, que podía plasmar una mirada muy singular acerca de lo que es la lucha por la vida, y sobreponiéndose a las dificultades y obstáculos que están planteados para la protagonista, Yuna Riglos. Como a través del arte esta pintora encontró un camino que la ayudó a progresar a avanzar en la vida y a resolver los obstáculos que se le habían planteado, eso me pareció muy esperanzador y por otro lado, lo que me gustó es la crudeza y la rudeza, lo bizarro, tramitado a través del humor y del absurdo.
Marcela Ferradás: –Pensé que yo quiero ser Yuna. Quería meterme en este universo. Dije "quiero hacer esto", y era un disparate, porque el traspaso de códigos siempre es muy difícil y pocas veces feliz, pero me enamoró de tal manera que no tuve dudas, me atrapó todo. Es difícil encontrar un material que te enamore tan abruptamente, y eso me pasó.

El director consideró "un logro de la novela que tomamos en la adaptación el hecho de que está en primera persona y es esa persona que recuerda su historia. Nosotros nos montamos en eso y quien está recordando su historia tiene cierta distancia, no está afectado, identificado con eso que le pasó, sino que tiene una distancia y puede mirarlo casi como si le ocurriera a otra persona y eso permite el humor y tolerar mejor situaciones que en algún momento fueron duras y dramáticas, pero ya son parte del pasado".

La actriz contó cómo hizo para abordar este personaje: "Yo soy una minusválida reeducada. Fue muy largo el proceso de adaptación y en algún momento lo que hicimos fue empezar a entrecruzar el universo del personaje de Yuna con mi propia historia. Siempre los actores ponemos cosas nuestras en los personajes y esto fue muy enriquecedor, porque pude hablar como Yuna, poniendo cosas mías. Pero siempre uno tiene oscuridades y minusvalías internas y ni hablar de los funcionamientos familiares, que en cada familia seguro hay monstruos, así que fue un proceso muy feliz, muy difícil y a veces muy doloroso porque me tenía que enfrentar con zonas no gratas mías para abordar el personaje de Yuna. Probamos mucho el material y esperamos que a la gente no sólo le guste el espectáculo sino que tengan ganas de salir y leer la novela".

Para ver la nota tal como fue publicada: http://www.elargentino.com/nota-101659-Se-estrena-Las-primas-o-la-voz-de-Yuna.html

martes, 10 de agosto de 2010

Email de Aurora Venturini a Marcela Ferradás
9 de agosto 2010

"Marcelita y sus juglares son los duendes de las ciudades, de los campos y del mar: ellos desparraman voces muy delicadas, a veces desaforadas de acuerdo a los textos que les dictan los sabios escondidos en la maraña de la existencia de los humanos: ellos templan los fríos espantosos y hacen calmar los vientos fuertes de las tormentas dado que Marcelita, Laura, el Profe y el del acordeón son tan puros de corazón que parece mentira. Y con sólo verlos los ojos se vuelven claros como el claro de luna. Todo ese grupo es mágico. Beso. Aurora Venturini, que suele ser Yuna".
Camarines del teatro Dardo Rocha, La Plata





Espectáculo de Interés Cultural
Las Primas o la Voz de Yuna fue declarado "Espectáculo de Interés Cultural" por la Secretaría de Cultura de La Plata. El acto tuvo lugar en el Pasaje Dardo Rocha, el día 5 de agosto de 2010 y participaron del mismo el Secretario de Cultura de La Plata, Iván Maidana, la autora Aurora Venturini, Marcela Ferradás y Román Podolsky.


Hacé click en la imagen para ampliarla



Mirá el video

video
Empezó la gira!!!!

Estreno de Las Primas o La Voz de Yuna en la Sala A del Pasaje Dardo Rocha de La Plata 6 de agosto de 2010

En la foto de la der. Fede, Román, Marcela, Laura, César y el padre de Carmelo Spichafoco


Página/12
Sábado, 7 de agosto de 2010
TEATRO › MARCELA FERRADAS Y ROMAN PODOLSKY HABLAN DE LAS PRIMAS O LA VOZ DE YUNA

“Nos atrajo esa combinación de humor y cosa espeluznante”
La actriz y el director subrayan qué fue lo que los atrapó de la novela Las primas, de Aurora Venturini, para llevarla a la escena. Ferradás define al personaje de Yuna Riglos como “una mujer que emerge del horror familiar y se salva por el camino del arte”.


Por Cecilia Hopkins
“Las primas es una novela única, extrema, de una originalidad desconcertante, que obliga al lector a hacerse muchas de las preguntas que los libros suelen ignorar o mantener cuidadosamente en silencio.” Con esas palabras, el jurado integrado por Juan Ignacio Boido, Juan Forn, Rodrigo Fresán, Alan Pauls, Sandra Russo, Guillermo Saccomanno y Juan Sasturain fundamentó en 2007 la decisión de otorgar el Premio de Nueva Novela Página/12 a Las primas, obra de la platense Aurora Venturini. Por entonces, la autora contaba con 85 años. Licenciada en psicología, con más de treinta libros en su haber, premiada en el país y en el exterior y luego olvidada, Venturini tiene hoy la satisfacción de saber que su novela ya lleva vendidos en todo el país más de 35 mil ejemplares y está pronta a convertirse en un éxito en España e Italia. Dueña de un estilo contundente, perturbador y hasta capaz de escandalizar a muchos, Aurora experimenta –según quienes la conocen de cerca– un espectacular cambio de rutina desde que este premio la hizo retornar a la vida literaria.
Cuando supo que su novela fue premiada, la autora declaró haberla escrito de un tirón, en dos meses. Yuna Riglos, la protagonista de Las primas y también su voz narrativa, se presenta así: “Soy una minusválida reeducada pero –créanme– el temor a la caída nunca me abandonó porque yo soy descendiente de una familia degenerada y maltrecha”. Ni común ni normal, tal como el mismo personaje lo asegura, el entorno familiar de Yuna se compone de varios personajes a cual más singular: su madre (“maestra de puntero y guardapolvo blanco”), una hermana paralítica, una tía descentrada y dos primas: Petra, una enana liliputiense que acabará ejerciendo la prostitución hasta su casamiento, y Betina, que muere tras haber quedado embarazada de un vecino. También vive en su casa el profesor de dibujo que ocupa un lugar de importancia en la trama. Porque Yuna se perfila como una pintora de fuste desde temprana edad. Y esto es lo que, finalmente, le cambia la vida.
Si es cierto que Aurora Venturini se inspiró en la historia de su propia familia para concebir su novela, no tiene demasiada importancia. Claro que, cuando la propia autora confirmó en notas periodísticas que efectivamente el libro estaba basado en los devenires de su grupo familiar –“Las primas soy yo”, llegó a afirmar–, estos dichos sumaron, sin dudas, un atractivo adicional a favor de la lectura del libro. A pesar de la intensa –y extensa– vida de la autora, la narración de Yuna finaliza antes de cumplir los 30 años. Pero a comienzos de la década del ’50, la vida de Venturini estaba por dar un vuelco. Asesora en el Instituto de Psicología y Reeducación del Menor, Aurora trabajó junto a Eva Perón y, tras la Revolución Libertadora, se exilió durante 25 años en París, donde conoció a Camus, Sartre y Ionesco, entre muchos otros notables. Tal vez esos años le inspiren otra novela. Acaso ya la tenga escrita, lista para su publicación.
Apenas fue editada Las primas, la actriz Marcela Ferradás supo que ésa era la base de su próximo emprendimiento actoral: “Estaba buscando un proyecto que me enamorara y lo encontré en este texto”, dice la actriz en una entrevista, junto a Román Podolsky, director del espectáculo resultante y autor, junto a la actriz de la adaptación de la novela de Venturini. Así, Las primas o La voz de Yuna se estrenó en La Plata, ciudad natal de la autora, en el marco del Proyecto Federal que impulsa el Teatro Nacional Cervantes. Habrá funciones hoy y mañana en el Pasaje Dardo Rocha. Luego de una gira por todo el país, el montaje podrá verse en octubre en la sala Orestes Caviglia del Cervantes. El elenco está integrado por la propia Ferradás, Laura Ortigoza y César Bordón. Interpretada en vivo, la música es obra de Federico Marrale, el diseño de iluminación pertenece a Eli Sirlin, el vestuario a Luciana Gutman y la escenografía a Jorge Ferrari. “Luego de conseguir los derechos para adaptarla al teatro lo convoqué a Román, porque intuía que tenía una sensibilidad afín a la mía. Y no me equivoqué”, afirma Ferradás.
–Las primas no parece un texto sencillo para llevar al teatro...
Román Podolsky: –La novela me asustó en un principio. Pensaba que, al estar legitimada por un premio la responsabilidad era aún mayor. ¿Para qué teníamos que hacer una versión teatral, si así como novela ya es una obra de arte? Pasarla al código de lo teatral inevitablemente implica una traducción. Pero después de esos primeros pensamientos apareció el deseo de aceptar el desafío y contra eso no se puede ir...
–¿Le daba miedo el tono de la novela?
R. P.: –Cuando la leí, a pesar de que la devoré, yo sentí que esta novela no tenía mucha afinidad conmigo, por su código y su crudeza. Pero me dejé llevar por la zanahoria de la novedad y por lo grato que me resultó que una actriz con la trayectoria de Marcela me invitara a compartir este proyecto.
Marcela Ferradás: –Así que nos pusimos a trabajar juntos, ensayando y escribiendo, desde la intuición...
R. P.: –Debimos atrevernos a encontrar equivalencias en unos procedimientos teatrales que nos permitieran crear algo nuevo. Porque los dos sabíamos que no queríamos hacer una traslación mecánica o lineal.
M. F.: –Algo que ni siquiera al cine, que cuenta con más recursos, le sale bien...
R. P.: –Contábamos con un material muy sabroso. La ferocidad del texto no debía admitir ningún sentimentalismo. Así que el desafío fue encontrarle la teatralidad que le correspondía. Como toda novela, Las primas tiene muchos personajes y muchas situaciones, de modo que había que practicar un recorte y encontrar para eso, una buena tijera, es decir, un buen criterio.
–¿Fue difícil encontrarlo?
M. F.: –Muy tempranamente hicimos un pacto de trabajo que mantuvimos hasta el final. Como ambos sabíamos que no queríamos contar la novela, resolvimos trabajar con la metonimia y así mostrar la parte por el todo, permanentemente.
R. P.: –Los ensayos nos daban pistas de cómo “decir” la novela. Estoy acostumbrado a trabajar con lo que trae el actor, porque eso siempre enriquece la búsqueda cuando tenemos que apropiarnos de un texto que no es nuestro.
M. F.: –A mí me atraía la idea de hablar del funcionamiento de la memoria, de los recuerdos que irrupen como un relámpago en medio de la noche.
–Yuna tiene una familia muy particular...
R. P.: –Sí, es una especie de corte de los milagros...
M. F.: –Ella se presenta a sí misma como una minusválida reeducada. Es una mujer que emerge del horror familiar y se salva por el camino del arte.
R. P.: –Nos preguntábamos: ¿Desde dónde contar la vida de Yuna? Pensamos en muchas perspectivas, en elaborar excusas para que este personaje narrara su historia. Finalmente, la situación de recibir un premio (pensamos en que Yuna podría estar recibiendo un premio a la trayectoria) nos pareció la más adecuada para producir un acto en el tiempo presente. No queríamos quedar pegados al hecho de estar representando algo, sino que queríamos que Yuna hablase aquí y ahora de ella misma.
–¿Qué fue lo primero que capturó su interés?
M. F.: –Me atrajo esa combinación de humor y cosa espeluznante que tiene la novela. Después, no fue tanto el tema de lo familiar que me atrapó sino todo lo que hace alusión al ser artista, la maravilla y el infierno que esto significa. Por eso, en los ensayos, busqué un entrecruzamiento entre Yuna y yo misma. Traté de encontrar en mí algo de ese universo, entre absurdo y espantoso.
–¿Cómo define a Yuna Riglos?
M. F.: –Es un personaje que vivió en el desamor y el maltrato, denigrado y vituperado por todos sus familiares. Vive entre la deformidad. A su historia yo la asocio con un nacimiento: en un esfuerzo supremo, Yuna pudo parirse a sí misma.
–¿Por qué suponen que concluye el racconto de Yuna?
M. F.: –Ella termina de contar su historia cuando siente que se ha construido a sí misma, cuando puede desembarazarse de su familia. Y es también el momento en que consigue el reconocimiento y el ascenso social que había estado buscando.
–¿Creen que la historia de Yuna es independiente a la de su autora?
M. F.: –Sí, sin dudas, tiene consistencia por sí misma. Tiene una carnadura propia. Después uno puede llegar a intuir que está vinculada a la biografía de Aurora. Como cuando leemos Rayuela, y después pensamos que el mismo Cortázar bien puede ser el personaje de Oliveira.
–¿Cómo se siente interpretando a un personaje tan singular?
M. F.: –Para mí éste es un espectáculo fundacional. porque siento que en este personaje soy más yo que nunca. Estoy expresándome con toda libertad sin preocuparme más que de llevar a cabo un deseo. No hay otra manera de actuar que dejar atravesarse por la propia historia.
–¿Los ayudó conocer a la autora?
R. P.: –Para mí fue muy revelador el hecho de conocerla. Intuimos que hay algo de la novela que ella conoce muy bien. Tanto la relación con los hombres y la sexualidad, como su contacto con la minusvalía infantil. Conoce esos temas desde la cotidianidad.

Podés ver la nota tal como fue publicada en Página/12 siguiendo este link: http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/10-18863-2010-08-07.html

lunes, 9 de agosto de 2010

Sobre nuestra mirada del material

No será una adaptación lineal ni literal de la novela.
Nos interesa, en cambio, abordarla desde otra perspectiva: la de la memoria.
Para nosotros, la memoria funciona como el relámpago, que en su destello ilumina solo un fragmento de la experiencia.

La memoria-relámpago irrumpe y revela algo del personaje y de su historia y al mismo tiempo, nos invita a intuir aquello que no ha sido tocado por su luz.

Actúa por metonimia, es decir, muestra la parte para hablar del todo.

En esta perspectiva que nos proponemos llevar a cabo, Yuna será la noche atravesada por los relámpagos de su historia.
Sobre Aurora Venturini, autora de la novela "Las Primas"

Nació en La Plata en cuya universidad se graduó en Filosofía y Ciencias de la Educación. Cursó Psicología en La Sorbona. Es autora de más de treinta libros de poesía, narrativa, ensayo, crítica e investigación. Durante sus años vividos en Paris se relacionó con Violette Leduc, Eugene Ionesco, Sartre y Simone de Beauvoir, entre otros intelectuales. El gobierno francés la distinguió con la Cruz de Hierro por sus traducciones de François Villon y Rimbaud. Es autora de la traducción comentada de Los Cantos de Maldoror del Conde Lautréamont.
“Las Primas”

“Historia de iniciación ambientada en unos equívocos años ‘40, que despliega el mundo tortuoso de una familia disfuncional de clase media baja de la ciudad de La Plata. Las mitologías del barrio, la familia, la sexualidad femenina y el ascenso social a través de la práctica de las Bellas artes, aparecen puestas en escena y desmenuzadas por la voz inconfundible de la narradora, Yuna, una primera persona que contempla el mundo con una mirada salvaje, a la vez cándida y brutal, perspicaz y ensimismada y lo narra con una prosa que pone en peligro todas las convenciones del lenguaje literario. A mitad de camino enty5re la autobiografía delirante y el ejercicio impúdico de la etnografía íntima, Las Primas es una novela única, extrema, de una originalidad desconcertante, que obliga al lector a hacerse muchas de las preguntas que los libros suelen ignorar o mantener cuidadosamente en silencio.”


Fallo del Jurado del Premio Nueva Novela, integrado por Juan I. Boido, Juan Forn, Rodrigo Fresán, Alan Pauls, Sandra Russo, Guillermo Saccomanno y Juan Sasturain
Los textos que siguen forman parte del programa de mano del espectáculo.

La voz de Yuna

La autora crea a Yuna y afirma: “Yuna soy yo”.
La actriz lee la novela y quiere ser Yuna.
El director no quiere ser Yuna, pero trabaja para que la actriz lo sea.
Hasta que ella finalmente alza su voz y dice:”Yuna soy yo”.
Para contar su historia.
La de Yuna, la de la autora, la de la actriz, la del director.
La nuestra.



Correspondencia

Lo que sigue son fragmentos de la correspondencia por correo electrónico entre la autora de la novela, Aurora Venturini y la actriz Marcela Ferradás, pocos días antes del estreno de LAS PRIMAS O LA VOZ DE YUNA.


El 27 de julio A. V. escribe:
Marcela: sé que Yuna está en buenas manos...Pero quisiera saber cómo se sienten Marcela y Yuna. Aguardo gratas noticias. Beso Aurora

El 28 de julio M.F. escribe:
Me gusta cómo hemos trabajado durante todo este tiempo, cómo fuimos acercándonos a Yuna y su historia familiar... Seguramente no encuentres a tu Yuna, sino a otra, la mía, a la que construí con fragmentos de la de tu increíble novela entrecruzados con los de mi propia historia. Siempre es así con los personajes: son tantos como actores los interpreten...Ese es el misterio y la maravilla. Es difícil separar a Yuna de mí por estos días, sabés? Ya se me cuelan sus gestos en la cotidianeidad, su manera de hablar...Va conmigo, está conmigo. Estoy muy Yuna, por no decir que soy muy Yuna todo el tiempo.

El 29 de julio A. V. escribe:
señora artista le escribe Yuna Riglos aunque usted sabe que soy Yuna Lopez y Riglos por conveniencia dijo el profe que total se fue a casar con Betina y usted sabe señora artista Marcela que antes yo le salté encima al profe y le confieso (que quede entre nous) que el profe me gustaba mil. Pero así son las cosas y una las piensa a favor y salen en contra y yo sé que usted señora artista desea ser yo. Y yo sé que usted va a ser yo con suerte porque va a dejar de ser yo cuando termine el teatro y yo volveré a sumergirme en las sombras y bueno... Así son las cosas y yo le presto mi ánima a fin de que usted saque a relucir sus talentos y de paso a mí. Reciba mis cariñosos y entusiastas aplausos por adelantado y que Dios la bendiga. Suya Yuna Riglos (lo de lopez ya lo aclaré)

El 30 de julio M.F. escribe:
Querida Yuna, gracias por tu bendición.Te abrazo con el corazón regocijado.